Restablecer la contraseña

haga clic para activar el zoom
Cargando mapas
No hemos encontrado ningún resultado.
abrir mapa
A donde quieres ir?
Sus resultados de búsqueda
01/05/2020

Acercar nuestros hijos a la naturaleza

Alquilar una casa rural y poder pasar unos días estupendos con nuestros hijos libres del uso excesivo de pantallas, es una actividad que toda familia debería experimentar al menos una vez en la vida.

Hoy en día el sistema globalizado en el que vivimos nos incita a estar completamente conectados a las pantallas durante una cantidad de tiempo bastante elevada. Seamos conscientes o no de ello, en promedio pasamos alrededor de un tercio del tiempo que estamos despiertos durante el día, frente a una pantalla. Esto puede ser aparte de positivo, perjudicial, dependiendo del tipo de uso que hagamos sobre nuestros aparatos electrónicos.

No solo podemos usarlos como medios de recreación, sino también como una fuente de información contundente de la que es posible obtener conocimientos de toda índole y acceder a una comunicación global desde cualquier parte del mundo.

Vivir en esta era tan informática, aparte de sus muchas ventajas, también tiene sus desventajas y entre ellas podemos mencionar la naturalización de nuestras relaciones impersonales. Hoy en día, en muchos sectores de la sociedad, el uso de pantallas desplazo la comunicación directa y física hacia el uso de redes sociales, con lo que aparecieron nuevas problemáticas que antiguamente eran impensadas socialmente.
Poder compartir una experiencia diferente, en la que nuestros hijos sean capaces de relacionarse en un entorno natural con el resto de la familia, sin estar pendientes de si hay o no conexión a internet, nos abre a un mundo de posibilidades y formas de comunicación nuevas que podrá resultar en un buen momento para jugar e implementar aprendizajes diferentes. Explorar la naturaleza, jugar juegos de mesa, hacer escalada, ciclismo, senderismo, darnos el tiempo para contemplar un atardecer que pueda ser significativo o tener charlas que puedan fortalecer, regenerar y afianzar los vínculos, son pequeñas cosas que quedarán para siempre en nuestra experiencia de vida.

Citando a Albert Einstein podemos decir que “Dar el ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única manera”. Es por eso que a la hora de acercar a nuestros hijos a la naturaleza y desconectarlos de las pantallas seremos nosotros los adultos quienes deberemos dar el primer paso, marcando la diferencia con nuestro ejemplo. Poner reglas bien definidas, acordar con el resto de la familia los momentos en los que podremos utilizar los medios digitales y los tiempos en los que nos abocaremos a realizar otro tipo de actividades. Una buena organización es fundamental si queremos emprender con éxito esta tarea.

Lograr captar la atención de nuestros hijos ya sea verbalmente o por medio del juego, si bien no siempre es fácil puede darnos buenos resultados, si a esto le sumamos la posibilidad de estar abiertos a negociar en una primera instancia estos momentos de participación y convivencia, nos ayudara a que todo el equipo familiar apueste por unos días diferentes.

Deberemos ser flexibles con las expectativas, si es la primera vez que vamos a disfrutar de la naturaleza con nuestros hijos, así como también si llegara a ser la primera vez que intentamos inculcar este tipo de reglas en nuestro grupo familiar. Evitemos desmoralizarnos si en los primeros intentos no llegara a funcionar como teníamos pensado, mantengamos la calma y tratemos de marcar con el ejemplo. De esta manera nuestros hijos podrán ver que también ellos pueden adaptarse y disfrutar de otras actividades con el mismo ímpetu que se divierten con sus aparatos electrónicos.
Gracias a esta forma variada de relacionarse, con el tiempo lograrán descubrir una faceta nueva en la que podrán conocerse y adquirir herramientas para afrontar el futuro desde otras perspectivas.
Alquilar una casa rural será una experiencia maravillosa, sorpréndelos dando tu primer paso e invitándolos a hacer algo diferente.

Categoría: Turismo rural
Compartir

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.